Por qué cuesta tanto seguir hábitos saludables

Todos sabemos que llevar una vida con hábitos saludables es beneficioso para la salud. Nadie quiere sentirse mal ni padecer enfermedades, y somos conscientes de que si cambiamos nuestro estilo de vida, nos sentiríamos mucho mejor. Pero… ¿Por qué nos cuesta tanto seguir hábitos saludables? 

En este post te explicamos cuáles pueden ser las causas de que no logres llevar la vida saludable que quieres, y las posibles soluciones.

 

1. Algunos datos para ver qué pasa en el mundo y entender la importancia de hacer el cambio.

Para entrar un poco en materia, primero tenemos que tener claro lo importante que es llevar un estilo de vida saludable y lo podemos ver claramente en las estadísticas.

Según la OMS, 7 de las 10 principales causas de muerte a nivel mundial son debidas a enfermedades no transmisibles. En países desarrollados la cifra aumenta a 9 de 10.

La mayoría de estas enfermedades son causadas por un mal estilo de vida (mala alimentación, sedentarismo, tabaco, alcohol…).

 

Número de defunciones por mantener malos hábitos saludables

 

En el primer puesto se encuentra la “cardiopatía isquémica” como por ejemplo el infarto de miocardio, responsable del 16% del total de muertes de todo el mundo. En segundo lugar el “accidente cerebrovascular”, más conocido como “ictus”, responsable de un 11% del total de muertes. Y en tercer lugar la “enfermedad pulmonar obstructiva crónica” o EPOC, a la que se le atribuye el 6% de la mortalidad total.

 Si le sumamos el cáncer de tráquea o pulmón (puesto número 6, con 1.8 millones de muertes) y la diabetes (puesto número 9, con 1.3 millones de muertes) entre otras enfermedades, se llega a la aterradora cifra de que el 74% de las muertes anuales a nivel mundial, son a causa de enfermedades no transmisibles, donde a su vez, la principal causa de estas es el estilo de vida.

Y cabe resaltar que estas enfermedades no solo nos quitan años de vida, si no algo que podría ser incluso más importante: calidad de vida.

 

Rutina del sueño forma parte de los hábitos saludables

Establecer una buena rutina de sueño te ayudará a descansar mejor.

 

2. ¿Por qué nos cuesta tanto llevar a cabo hábitos saludables?

Aún conociendo estos datos, ¿qué es lo que pasa, por qué nos cuesta tanto? No es que no seamos capaces de hacerlo, ni mucho menos, pero los factores determinantes que van desde la infancia hasta la adultez, influencian en gran medida el estilo de vida de cada persona.

2.1 Factores determinantes en la infancia

El entorno familiar es el factor más importante en los primeros años de vida, ya que es cuando se adquieren los primeros hábitos. Así pues, la educación y las costumbres de nuestra familia comenzarán a formarnos y a crear nuestro estilo de vida.

Las costumbres y la educación que se nos inculque, nos llevarán a comportarnos de una manera u otra. Por ejemplo: si en casa siempre se ha hecho deporte y se ha comido saludable, es más probable que sigamos haciéndolo a lo largo de la vida. O si por el contrario, había la costumbre de quedarnos hasta tarde viendo la televisión, seguramente lo sigamos haciendo.

Por otro lado, la economía influirá en la variedad y en la calidad de los alimentos y en el tiempo que tengamos libre para dedicarnos a la cocina o en realizar algún deporte.

Del mismo modo, la cultura y el entorno que nos rodea a medida que vamos creciendo, determinará las relaciones sociales, nuestra manera de ser y los hábitos que llevemos. Como por ejemplo, fumar o beber alcohol, donde la presión social juega un papel muy importante en estos casos.

Sin lugar a dudas, esto no acaba aquí, una vez se ha moldeado nuestra persona, en la edad adulta siguen habiendo determinantes que hacen que no sigamos llevando a cabo unos hábitos saludables.

 

Subir escaleras forma parte de los hábitos saludables

Si utilizas las escaleras en lugar del ascensor, mejorarás tu estado físico y te encontrarás más activo.

 

2.2 Factores determinantes en la edad adulta

¿Por qué seguimos sin mantener unos hábitos y un estilo de vida saludable al hacernos adultos?

Pues es muy sencillo, gran parte de los hábitos como hemos hablado antes se adquieren en la infancia, pero a veces, a medida que vamos creciendo ocurren situaciones u obstáculos que nos hacen más difícil llevar una vida sana.

Por ejemplo: el desempleo nos crea inestabilidad, ansiedad o estrés, nos baja la autoestima y nos hace perder la rutina. Quizá dejemos un poco de lado una alimentación saludable, nos sea difícil hacer deporte y/o debido al estrés comencemos a adquirir malos hábitos como por ejemplo fumar. O  trabajamos pero salimos tarde y al llegar a casa tenemos que hacer una serie de obligaciones, que no nos permiten dedicarnos tiempo para cuidarnos y no favorecen el hecho de llevar una vida sana.

Además, no es fácil cambiar de golpe unos hábitos adquiridos a lo largo de los años y esto se demuestra con la cantidad de dietas fallidas. Se ha visto que el 90% de las personas que hacen dieta acaban recuperando el peso perdido y no pueden mantenerlo a largo plazo. Pero no debes desanimarte, con algunas técnicas y un poco de apoyo nada es imposible.

Recuerda que una alimentación saludable, se basa en alimentos frescos como las verduras, las frutas, los cereales integrales y las legumbres.

 

Dieta saludable para unos hábitos saludables

Recuerda que una alimentación saludable se basa en alimentos frescos, como las verduras, las frutas, los cereales integrales y las legumbres.

 

3. ¿Cómo encontrar la motivación para llevar unos hábitos saludables?

Hemos hablado de factores que por lo general no está en nuestra mano el poder cambiarlos (educación, costumbres familiares y economía), pero sí que podemos trabajar sobre los obstáculos que se nos van presentando a lo largo de la vida, y lograr llevar un estilo de vida saludable.

Seguir con los hábitos que llevamos tanto tiempo haciendo es la vía más fácil, no supone ningún esfuerzo. Sin embargo, hacer un cambio sí que lo es, y si no tenemos un buen motivo para hacerlo no lo haremos. Por eso, una de las cosas mas importantes en el camino del cambio, es encontrar nuestra motivación intrínseca.

La motivación intrínseca, es ese “buen motivo” que nace del estómago y del que nos podemos agarrar en los momentos de debilidad o flaqueza, para poder superar los obstáculos y así poder seguir el cambio hacia un estilo de vida más saludable.

Es muy diferente no tener un motivo bien definido e ir tirando de fuerza de voluntad, que saber realmente que tienes una motivación profunda, clara e importante para ti, para hacer un cambio.

Aunque también es cierto, que conseguir esta motivación por nosotros mismos puede resultar difícil. En estos casos  tener a un profesional de la salud a tu lado , que su labor se base en  guiar  y motivar,  será más fácil alcanzar  un estilo de vida saludable que te llenará de bienestar y favorecerá tu salud.

 

4. ¿Cómo puedo empezar a llevar una vida saludable?

El Health coach es una figura que da apoyo y que sirve de guía para poder encontrar la motivación intrínseca para lograr llevar un estilo de vida saludable. Dejarnos guiar por alguien que cree el espacio adecuado y cómodo para poder expresarnos, es la manera más fácil de encontrarla.

En nuestro caso, y desde nuestro servicio de myHealth coach, nuestros  coach se centran especialmente en el mundo de la persona, haciendo hincapié en los 4 pilares fundamentales de la salud: Alimentación, actividad física, descanso y bienestar emocional. Trabajando de la forma más personal y emocional, buscando los obstáculos que te impiden realizar el cambio y aún más importante, hace que encuentres tus propias soluciones.

 

Actividades que te hacen feliz, hábitos saludables

Saca tiempo para mejorar realizar actividades que te gusten, mejorará tu estado de ánimo.

 

4.1 El muro entre profesionales y personas

Actualmente existen diferentes enfoques y en muchos casos se crea una barrera entre el profesional y la persona impidiendo una buena comunicación y confianza. Suele pasar con el enfoque tradicional, donde el profesional dicta unas pautas que deben seguirse para obtener los resultados. En muchos casos nos podemos sentir inferiores, que no somos dueños de nuestra vida y poco autosuficientes o motivados.

El coach en estos casos, traspasa estas barreras e impedimentos. Se pone al otro lado del muro y trata a la persona como el mayor experto en su vida y la empodera. De este modo obtenemos mejores resultados y facilitamos poder consolidar unos hábitos saludables y duraderos.

¿Necesitas un cambio de hábitos?

Como hemos visto, no es tan sencillo llevar a cabo hábitos saludables. Es evidente que la forma en la que vivimos hoy en día no nos permite hacerlo fácilmente.

Si sientes que necesitas un cambio de hábitos, descubre myHEALTH COACH y nos pondremos a trabajar juntos para lograrlo. Mantener una vida saludable está al alcance de todo el mundo, pero si tenemos un buen motivo, o creemos que lo tenemos para mejorar nuestro estilo de vida y estar más sanos y felices, ya es suficiente para lanzarnos a este cambio, así que anímate y ¡di hola a la vida sana!

 

Bibliografía

 

También te puede gustar…